El Real Madrid se juega la temporada ante el Ajax

Ganar, ganar o ganar. Al Real Madrid no le vale otra cosa ante un Ajax que llega con desventaja al partido de vuelta de octavos de final de la Champions League pero con confianza de asaltar un Santiago Bernabéu donde las dudas empiezan a sobrevolar en un equipo que encadena dos derrotas seguidos ante su hinchada y ante el eterno enemigo, despidiéndose así de la Copa y de la Liga. No quieren hacerlo también de una competición que siempre ha sentado bien a los blancos y que, a priori, tienen encarrilado el pase a cuartos. Pero no vale fiarse.

¿Alguien se imagina al Real Madrid eliminado de la Liga de Campeones en octavos de final? ¿Alguien lo ve posible teniendo en cuenta que en el partido de ida logró imponerse por 1-2? ¿Ve alguien capaz al Ajax de Amsterdam de meter dos goles en el Bernabéu y no encajar ninguno? Son preguntas que muchos se están planteando después de la mala racha con la que llega el equipo de Santiago Solari al encuentro ante los holandeses, con dos derrotas seguidas en casa, encajando cuatro goles. La mitad son los que necesitan los neerlandeses, encabezados por el ya blaugrana Frenkie de Jong, para asaltar el feudo blanco. Sería toda una bomba que, no obstante, los Vinicius, Modrid y Benzema tratarán de desactivar.