Soldado, a olvidarse de las penas en Villarreal

Hace poco más de dos años se encontraba en la cresta de ola: goleador del Valencia, internacional con España… Roberto Soldado lo tenía todo para seguir los pasos de otros jugadores como David Silva o Juan Mata, que además de vestir la elástica ché, probaron fortuna, y con éxito, en la Premier League.

Los Spurs le doblaban el sueldo y el campeonato inglés, ya se sabe, es de los más atractivos para cualquier futbolista. Sin embargo, ni con Villas Boas primero ni con Mauricio Pochettino después, el que fuera canterano del Real Madrid encontró el protagonismo deseado. 13 goles en dos temporadas y un porrón de partidos saliendo desde el banquillo es su triste bagaje.

Número francamente pobres para un ariete que en sus tres temporadas en Mestalla logró 59 goles. Ahora, con 30 años, tiene por delante la misión de reencontrarse cerca de la capital del Turia. Concretamente en el Villarreal, que ha pagado aproximadamente 10 kilos –en su día los Spurs abonaron 30–. Soldado, además de olvidarse de sus penas en Inglaterra, tratará de convencer a Del Bosque de que puede estar en la próxima Eurocopa. ¿Lo conseguirá?